VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

lunes, 31 de agosto de 2009

GALLEGO: "Si terminaba 2 a 2 me tenía que ir..."


Había dicho que en Tucumán ganábamos y no parábamos más. Y lo dije con respeto, pero terminamos jugando como si fuera una final, sobre todo en el segundo tiempo". Las palabras de Gallego no fueron tomadas de manera muy feliz por la gente del Jardín de la República cuando las dijo en la semana y, tal vez, tampoco lo serán esta vez, a menos que entiendan que no se trata de una ofensa al rival sino en cómo el Tolo le encontró la vuelta para levantar a Independiente después del 0-1 del debut. El tema es que los dichos del técnico podrán ser muy alentadores para este equipo, pero si sigue jugando como lo hizo ayer no habrá inflador anímico que valga; ni siquiera bastará un camión remolque. Y él lo sabe. "Es un triunfo importante porque no me imaginaba lo que podía ser si empatábamos. O sí, si terminaba 2 a 2 contra 9 me tenía que ir.
Iba a ser imposible enfrentar eso", tiró sin freno en la lengua.

Ahora, ¿cuál es la realidad de este Independiente? El Tolo dice por un lado que con este triunfo vendrán más, o lo pone en palabras para ver si se lo cree. Pero también admite que el 2-2 podría haber desatado una hecatombe, porque en su "me tenía que ir" hay implícito un hay que ser demasiado verde para no ganarle a un adversario recién ascendido y que tiene dos hombres menos...

La verdad es que la victoria tapa todo para el exitista, porque hay que decir que el Rojo, cuanto menos, igualó la performance del debut y eso es preocupante. La diferencia esta vez estuvo en el arco de enfrente, en la contundencia. "Les pedí que por favor empiecen a jugar porque esa era la llave para abrir el arco", contó el DT. Aunque atrás sigue sufriendo, sobre todo por la izquierda. "Nos llevamos un triunfo de una cancha donde pocos podrán ganar. Es un rival dificilísimo", señaló un Gallego que tuvo como mérito sacar a Piatti a tiempo (36' del PT), aunque como demérito gastó un cambio. "No andaba y lo puse a Núñez; saqué un contención como Godoy y lo metí a Busse; y con Pusi quise agarrar más la pelota y tener un poco más de personalidad", explicó. Ahora tiene tres días para intentar que los suyos no hagan más peligrosa de lo que es cada llegada rival.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario