VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

lunes, 14 de septiembre de 2009

TORNEO APERTURA 2009 -FECHA 4: Estudiantes 2-1 INDEPENDIENTE // PERDIDO EN EL FINAL!!







Hay enormes diferencias individuales y colectivas entre Estudiantes e Independiente, eso nadie lo puede discutir. Pero como esto es fútbol, había que demostrarlo en el juego y también en la red. El Pincha lo hizo en el primero de los aspectos, pero le costó muchísimo en el segundo.

Todo empezó para entusiasmar. Estudiantes pegó primero, cuando Salgueiro y Clemente armaron una jugada por derecha, Rodríguez tiró el centro y Mauro Boselli, tras un medio giro, sacó el zurdazo para dejar sin asunto a Hilario Navarro. Casi sin proponérselo, Independiente llegó al empate, con una pelota parada. Un corner de Acevedo fue peinado por el Cuqui Silvera, para una palomita magnífica de Gandín, que hizo estéril el esfuerzo de Albil.
Estudiantes manejó a voluntad, ese primer tiempo. Con un Verón excelso (porque no jugará así en la Selección...); con la zurda mágica del Chino Benítez, con un Chapu Braña capturando pelotas y asistiendo a sus compañeros; sumado a las subidas de Clemente y Díaz, por los costados y la movilidad de Salgueiro, más la preocupación que significaba Boselli, en el área.
Independiente intentaba lo suyo, pero con imprecisiones. Con un Patito Rodríguez que aportaba poco, con un Silvera que debía retrasarse demasiado para lograr juego y con un mediocampo que veía pasar la pelota, que era monopolio del conjunto local. Y atrás, demasiadas dudas.Sin Veron fue otra cosa

El segundo tiempo decayó en el nivel y también en la intensidad, pero siempre Estudiantes fue el actor principal de la obra, mientras que Independiente aceptó sin mayor remedio su rol de partenaire. Intentó tomar aire, cuando el cuadro de Sabella le dio respiro, pero el arco de Albil le quedó tan lejos como de Quilmes a La Plata.
A los catorce minutos la Brujita Verón dejó el partido por una contractura y Estudiantes lo sintió, porque Carrusca nunca sintonizó la misma onda de sus compañeros. De todos modos, Estudiantes insistió, con el buen trabajo de sus volantes, con el aporte de los del fondo, pero con un Salgueiro que empezaba bien las jugadas y las terminaba muy mal o con un Boselli que no lograba la justeza necesaria para definir la historia.Estudiantes acumulaba merecimientos. Independiente apostaba a que pasaran los minutos, “cuando no se puede ganar, no está mal empatar” decía Gallego, tras el partido. Y cuando todo parecía que terminaría uno a uno, Morales Neumann (entró por Salgueiro, justamente) dejó como alambre caído a Vella, remató al arco, dio rebote el pibe Gabbarini y Juan Manuel Díaz se constituyó en el héroe de la jornada, al convertir el segundo gol.

Una victoria indiscutible de Estudiantes, hoy por hoy, el mejor equipo de la Argentina, aunque todo es materia opinable, claro está. Independiente tuvo que poner otra vez los pies sobre la tierra, sobre su realidad futbolística incontrastable. Un equipo sin estrellas, mediocre, que deberá lucharla desde abajo. Resultará absolutamente imprevisible ver a este equipo de Gallego, en la pelea de este campeonato, por más mediocre que sea el mismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario