VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

martes, 29 de septiembre de 2009

TORNEO APERTURA 2009 -FECHA 5: racing 1-2 INDEPENDIENTE// Eternamente Hijos Nuestros!!!








Independiente le ganó a Racing 2 a 1 con autoridad, pegó primero y se llevó tres puntos de oro ante un equipo de Caruso que sigue sin triunfos en el Apertura. Fue un clásico jugado a full y con muchas situaciones de gol. "Es para todos", dijo Gallego no bien terminó el duelo. Y pelea arriba.
Gallego había sido terminante en la semana. "Nosotros tenemos que hablar adentro de la cancha", había dicho para tratar de no calentar el ambiente y ubicar el dramatismo sólo en el rectángulo y durante los 90 minutos. Y con esa premisa, claramente, salió Independiente a buscar el resultado, a pesar de la primera imagen engañosa de un Racing presionando en el puntapié inicial. "Es para todos", fue su frase cuando terminó el partido, con la misma tranquilidad que trató de impartir en la semana, pero con la satisfacción de quien sabe que realmente están encontrando el rumbo para prenderse en la pelea.

Con más orden, con más ideas y con un goleador como el Chipi Gandín, que cuando está de racha se pone intratable, Independiente encontró la ventaja casi cuando salieron del vestuario. A los 2 minutos, Gandín aprovechó un centro de Busse y fusiló a De Olivera desde el punto del penal. Racing, a partir de ahí, empezó a ventilar que el desorden casi nunca llega a buen puerto y terminó casi rendido a los pies de Independiente, amplio dominador durante casi todo el primer tiempo.

Y para poner en la chapa esa superioridad, Mareque, antes olvidado y hasta marginado por el Tolo cuando volvió a Independiente, le dio la segunda alegría. Encaró como si fuera un 10 habilidoso y fue a buscar la falta de Aveldaño, que inocente, dejó la carrocería y Laverni otorgó penal. El goleador, en racha, es infalible y Gandín puso el 2 a 0 que le quedaba muy bien al clásico.

Racing, obligado por la localía y por la fiesta que su gente armó en las tribunas, salió a empatar o morir en el segundo tiempo. Y encontró el descuento con una de esas jugadas con las que se puede doblegar psicológicamente a un rival, tocándola todos, arrancando desde su propia área y con un centro como con la mano de Grazzini para que Ledesma pueda cumplir con la famosa ley de ex, porque con un cabezazo certero dejó sin chances a Gabbarini.

El descuento le sumó voltaje al partido y Racing tomó el protagonismo porque creyó posible la remontada. Fue y fue con coraje pero sin claridad y hasta pudo empatarlo: el mismo que había cometido el penal casi se redime con un golazo de cabeza. Pero no era su tarde, porque el testazo de Aveldaño se fue besando el travesaño.

Independiente demostró que va por el camino adecuado, pero sigue cometiendo errores que le pueden costar caro en el corto plazo, hace muchos faltas por los costados y sufre horrores con los centros al corazón del área. Poco importa hoy, que el Rojo está de joda, que ganó el clásico esperado todo el año y que le puede dar oxígeno para corregir sin prisa, pensando que Estudiantes está ahí nomás, a seis puntos. Independiente está vivo y se quiere anotar en la pelea.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario