VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

martes, 15 de enero de 2013

Difícil, pero para nada imposible...


Por Alejandro Fabbri, "DIARIO PERFIL".

Parece que se han puesto de acuerdo varios medios de comunicación en calificar de gravísima la situación deportiva que vive Independiente. En las tapas de los diarios y también en diversos canales de televisión se anunció que el plantel rojo iniciaba en la pretemporada “los seis meses más importantes de su historia”.

Acostumbrados desde hace mucho tiempo a privilegiar las noticias negativas, a hacer un culto del amarillismo y buscar sangre, conflictos y situaciones donde quedan bien al desnudo las miserias humanas y los errores cometidos, se pretende hacernos creer que Independiente está en un camino sin retorno hacia la Primera B Nacional.

Ocurre que los números no demuestran semejante afirmación. Y que, por supuesto, “los meses más importantes de su historia” no son estos tiempos mediocres en lo deportivo, pero enaltecidos por la dura pelea que brinda la Comisión Directiva que encabeza Javier Cantero para erradicar el accionar de los delincuentes que integran la barra brava del club. Aquellos momentos de gloria con la conquista de siete Copas Libertadores y dos Copas Intercontinentales fueron, sin ninguna duda, los mejores de su enorme historia

Se entiende el sufrimiento de los hinchas porque el equipo no ha mejorado demasiado y las posibilidades numéricas no son tan sencillas, pero el panorama del cuadro que dirige Américo Gallego no es imposible ni mucho menos. Está claro que el durísimo antecedente de River es un ejemplo que conmueve al hincha de Independiente, porque nadie imaginó el desenlace con el poderoso club millonario jugando en el ascenso por primera vez en su historia.

Pero entendamos algo también: son tres los descensos directos y se acabaron las Promociones por decisión de AFA. Hoy, Unión de Santa Fe, Quilmes y el Rojo de Avellaneda están perdiendo la categoría, aunque San Martín de San Juan quedó unos centésimos por encima del atribulado Independiente. La distancia es mínima y para nada insalvable.

Si pasamos el peine fino sobre los implicados en la lucha por evitar el descenso, nos encontramos con panoramas muy distintos. Unión atraviesa la peor racha de su larga historia en Primera A, porque acumula una increíble serie de 23 partidos seguidos sin ganar. Su última alegría se produjo el 19 de mayo pasado y si uno observa aquel plantel que logró conservar la máxima categoría, se dará cuenta que la diferencia es sustancial. Se fue Darío Kudelka, pasó sin suerte Nery Pumpido y le tocará a Facundo Sava el intento de conseguir una hazaña.

Es que sería realmente milagroso que Unión consiga salvarse. Un piso de 35 puntos le daría alguna posibilidad, pero si pensamos que consiguió escuálidos 7 en el Torneo Inicial, suena a quimera. Encima, con un plantel debilitado y sin refuerzos. Si recordamos que Newell’s y Belgrano fueron los escoltas del campeón Vélez con 36 unidades, nos daremos cuenta de la dimensión del esfuerzo que deberá realizar el cuadro santafesino.

Prácticamente condenado Unión, la suerte no parece acompañar tampoco a Quilmes. Los cerveceros regresaron a Primera y arrancaron con todo: golearon al Boca de Falcioni, perdieron un solo encuentro en las primeras siete fechas, pero luego decayeron notablemente, al punto de que obtuvieron un solo triunfo (1-0 a River) en las últimas once jornadas. Acumularon apenas 17 puntos y tienen la ventaja de tener un partido pendiente, contra Tigre, que aún no tiene fecha de realización porque el cuadro de Victoria juega la Copa Libertadores.

Vale la pena recordar que cuando Quilmes protagonizó esa gran remontada de la mano de Ricardo Caruso Lombardi en 2010/11, quedó a un partido de evitar el descenso, pero no llegó: no le alcanzaron los 39 puntos y la derrota en la última fecha contra Olimpo, encima, provocó que River jugara la Promoción contra Belgrano y descendiera. Recuperando el partido contra Tigre, los cerveceros podrían reunir 20 puntos y necesitarán no menos de 28 unidades para tener chances.

Si se produce el traspaso de Cauteruccio a Independiente, las chances de uno y otro se modificarán mucho, dado el rendimiento del uruguayo en Quilmes. Puede ser, inclusive, una transferencia que modifique la relación de fuerzas de manera definitiva.

El panorama se completa con los sanjuaninos. El cuadro de San Martín es complicado, pero su suerte está atada a la lucha deportiva que pueda mantener con Independiente. Una mala cosecha de puntos lo dejó mal parado y al borde de la zona roja. La complicación en la tabla del Inicial tiene explicaciones: San Martín ganó tres de los diez partidos que disputó en San Juan y no pudo hacer pesar su localía. De movida, el cuadro verdinegro deberá recibir a San Lorenzo y luego tendrá que afrontar choques contra Colón, Newell’s, Vélez y Racing. Las cinco derrotas en las primeras cinco jornadas del Inicial, provocaron el cambio de entrenador.

San Martín mejoró con Gabriel Perrone, pero tampoco pudo crecer lo suficiente. Hace 8 partidos que no gana. Sufrió las lesiones de Bogado y Mattía, más el alejamiento de Grabinski, pero se reforzó con Damián Ledesma y Santiago Hoyos. Su pelea será mano a mano contra Independiente, porque ambos tienen un promedio similar. Se enfrentarán en Avellaneda, cerca del final del torneo.

Con el aporte de Montenegro –más juego y más goles- más el refuerzo adicional que llegue (el uruguayo Cauteruccio o algún otro delantero), Independiente dará pelea desde un lugar que no es el peor de todos ni mucho menos. Ya habrá tiempo de analizar su fútbol. Mientras tanto, los discursos tipo catástrofe quedan claramente a un costado.

ALEJANDRO FABBRI
"DIARIO PERFIL"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario