VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

miércoles, 6 de febrero de 2013

"Hay pasos para atrás que no pueden darse".




Del otro lado de la línea se escuchó a Florencia Arietto con la fuerza de siempre. Ya no habló como la jefa de seguridad de Independiente, sino que lo hizo, según ella, como una mujer que defendió un ideal. Son cerca de las 21.30 y la aclaración retumba: "Mi renuncia no tiene nada que ver con el embarazo. Que no se digan cosas que no son porque ya veo cómo viene la mano. No pedí licencia ni modifiqué nada de mi trabajo. Hay que terminar de subestimar a las mujeres". La abogada penalista que se había sumado a Javier Cantero en la lucha contra la barra brava le cuenta a LA NACION por qué decidió irse del club.

"No coincido con algunas decisiones del presidente, pero acá lo importante es Independiente. Tengo una convicción, un pensamiento y, de verdad, siento que no tuve otra opción", dice Arietto.

-¿Con qué decisiones?
-No, eso que lo diga el presidente. Hubo algunas diferencias sobre la política a seguir, se empezó a apartarse de lo acordado al principio. No se pueden evadir algunos procedimientos. Fueron diferencias puntuales y, como jefa de seguridad, sentí que me pasaban por encima. Como empleada del club, no me quedó otra alternativa más que la renuncia.

-¿Por qué se dio el cambio?
-Quizá por la coyuntura. Yo creo que hice lo mejor por Independiente. Y ojalá que las cosas vayan bien. Hay decisiones que son simbólicas y que si no son claras terminan entregándoles la tribuna a los violentos. Insisto con lo que siempre dije: no podemos negociar con delincuentes. Él tiene los votos y ve con un panorama más amplio. Tal vez consideró más importante el tema futbolístico, que por el contexto era conveniente flexibilizar algo.

-Entonces, los violentos volvieron a la tribuna.
-Eso también tenés que preguntárselo al presidente.

-¿Y la versión de que trataste de negociar con los barrabravas y de que hasta les pediste dinero para que entraran en la cancha?
-Que digan lo que quieran. Sé por qué me fui y tengo una palabra dada. Apelo a la honestidad del presidente. Del resto, los hechos hablan por sí solos.

-¿No era preferible pelear desde adentro?
-No sirvo para calentar una silla ni para hacerme la tonta. Se puede dar batalla siempre y cuando te den los elementos. Una tiene que ser coherente con su pensamiento. Cuando se tiene un objetivo de máxima no puede haber desvíos. Hay pasos para atrás que no pueden darse. Estoy convencida de lo que hago.

-¿Estás enojada con Cantero?
-No. Él ganó honestamente las elecciones y fue contra la corrupción. Sentimos un afecto mutuo. Eso no cambió. Hay muy buena gente en el club.

-¿Y decepcionada?
-Tampoco. Tengo mucha esperanza. Tal vez en estos temas uno tiene que ir más lento de lo que espera. Pero las personas pasan, lo fundamental es que el club salga adelante. Yo trataré de ayudar desde otro lado.

"LA NACIÓN"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario