VAMOS ROJO CARAJO !!!

VAMOS ROJO CARAJO !!!

ETERNAS GRACIAS GABY MILITO !!

Follow by Email

viernes, 14 de febrero de 2014

“Me gusta que nos llamen Los Cuatro Fantásticos”.

Pisano metió el segundo ante Brown. (CAI oficial).






Matías Pisano se banca el apodo al cuarteto de ataque del Rojo. “Jugando con el Rolfi, el Pocho y Parra, soy feliz”, aseguró una de las figuras del 2-1 del domingo.

Cuando Omar De Felippe se enteró, antes del arranque del campeonato y consumado el regreso de Federico Insúa, que andaba dando vueltas tal apodo para los cuatro integrantes del ataque de Independiente, pegó el grito en el cielo. “¿Los Cuatro Fantásticos? ¿De qué están hablando? No me vengan con eso. Hoy Independiente es pico y pala”, aseguró el DT, intentando bajar la expectativa por el cuarteto que iba a debutar contra Brown de Adrogué: Montenegro-Insúa-Pisano-Parra. Después de un primer tiempo en tan alto nivel en ofensiva, con triangulaciones, paredes, toques por abajo y dos goles, uno de sus integrantes salió a validar el apodo. “A mí me gusta que nos llamen Los Cuatro Fantásticos. Mientras nos sigan nombrando así, mejor. Incluso bromeamos sobre eso en el vestuario”, afirmó Matías Pisano con la frescura y espontaneidad propia de su edad y sin tanta doble lectura ni pensando en la presión que puede generar que los llamen de esa manera.
En el primer tiempo contra los de Adrogué, le hicieron honor al apodo. La llegada de Insúa, sin dudas, potenció a sus compañeros de ataque. Pisano fue aún más picante y tuvo una virtud: pisó el área rival con mayor decisión y frecuencia. Parra, algo tosco con la pelota en el anterior semestre, el domingo tocó de primera, pivoteó atinadamente, buscó los espacios y los generó saliendo del área y hasta definió con categoría cuando tuvo la chance. El Pocho le dio mayor volumen de juego a un equipo que de tres cuartos de cancha hacia adelante no era, hasta ahora, un canto al tiki-tiki. La jugada que armó para el segundo gol lo define: aceleración en tres cuartos con pelota dominada, gambeta con caño incluido y pase NBA (sin mirar) a un Pisano que hizo perfecta la diagonal. Con ese funcionamiento, más un Rolfi algo discontinuo aunque correcto en los pases y en su aporte para la posesión, Los Cuatro Fantásticos no les quedó grande.

Del medio hacia atrás, como quedó evidenciado en la segunda mitad, De Felippe deberá trabajar para equilibrar ese desequilibrio que provocan ellos allá arriba. Pero Pisano está entusiasmado: “Jugando con el Rolfi, el Pocho y Facu, soy feliz. Me sentí muy cómodo. Hicimos un gran partido. El Pocho se destaca mucho, se junta muy bien con el Rolfi porque se conocen de memoria y yo intento conectarme con ellos para llegar al arco y hacer goles”. Fantástico.

"OLÉ"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario